RESUINSA | Cómo elegir el textil para un hotel
20402
single,single-post,postid-20402,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Cómo elegir el textil para un hotel

Red and blue velvet

Cómo elegir el textil para un hotel

 

Escoger bien el textil de la habitación de un hotel es fundamental para que un huésped se lleve consigo una buena experiencia. Uno de los puntos que hay que tener en cuenta a la hora de elegirlo es la diferenciación, sobre todo, en lo que a detalles y acabados se refiere. Esta personalización la ofrece, como ya hemos comentado, el servicio Atelier de Resuinsa, ya que pone a disposición de los clientes los diseñadores para que les elaboren textiles exclusivos y de calidad.

Un buen equipamiento textil aporta ya de por sí una sensación única. Si la persona que se aloja en un hotel ve que los textiles son innovadores, elegantes y coherentes con el diseño de la habitación, va a recordar esa estancia por mucho tiempo.

Además de todo lo relacionado con el estilo, los hoteleros deben fijarse en que los textiles puedan soportar una gran cantidad de lavados industriales. Estos procesos se mejoran sustancialmente gracias a sistemas como el RFID, a través del cual se conocen los lavados de las prendas, cuántas sábanas hay en el almacén o cuántas toallas han podido ser robadas.

Otro aspecto que se debe tener muy en cuenta es la calidad de los textiles y la experiencia, de manera que se conocen mejor las necesidades de los huéspedes de los hoteles.

Por otro lado, hay que recordar que las camas se visten según la época del año, por lo que hay que contar con textiles adaptados para cada temporada. Durante el invierno se imponen los edredones nórdicos, mientras que en verano la cama perfecta puede llevar sábanas con acabado fresh sateen para que se recupere la sensación de frescura. Además, los textiles deben ser confortables y, para ello, se pueden acompañar con toppers, confeccionados con plumas, fibra de polyester siliconada o grafeno. Este último material cuenta con diversas propiedades como que no acumula el calor como la viscoelástica, es antibacteriano o reduce la electricidad estática para que el sueño sea más profundo y duradero.

En definitiva, diseño, calidad, innovación y experiencia son los puntos a tener en cuenta a la hora de escoger un textil para hoteles, y también para restaurantes. Así, se dota a los productos de un valor añadido y de una diferenciación que hace que el cliente se sienta único.